HISTORIA

       La Asociación Santiagueña de Intercambio Cultural Argentino Norteamericano, nacía el 6 de febrero de 1957 como
iniciativa de un grupo de personalidades de nuestra Provincia que “bajo la sigla A.S.I.C.A.N.A. fomentará las relaciones entre
los pueblos argentino y norteamericano”.
.
 
       En aquella oportunidad la Comisión Directiva (hoy denominado Consejo de Administración)
quedó constituida por
                                             Presidente:                     Dr. Mariano R. Paz
                                             Vicepresidente:             Sr. Albano Volta
                                             Secretario:                     Sr. Sergio N. Vallé
                                             Tesorera:                        Sra.María Haydée de Zucal
                                             Vocales:                          Dr. Carlos Paz
                                                                                      Sr. Domingo Manache
                                                                                      Dr. José F. Castiglione 
       En aquel entonces nuestra sede estaba ubicada en la calle La Plata No. 56, en una casona alquilada a la Sra. María Julia
De La Rúa de González por la suma de dos mil pesos mensuales.

       La propiedad constaba de “ocho habitaciones, tres baños, cocina y pieza de servicio”... según rezaba la descripción del
acta donde se reflejaba el alquiler del inmueble.

       Varios años más tarde -en 1969- la Asociación adquiere, bajo la presidencia del Dr. Virgilio J. Castiglione, la propiedad
de la calle 24 de Septiembre No. 382 (ver foto) que es la sede actual de ASICANA.  Varias reformas hicieron desaparecer todo
vestigio hasta casi impedirnos recordar aquel viejo edificio.

       ...y nuestro Centro Binacional evolucionó desde aquellos modestos primeros esfuerzos, respaldados por el sólo
concurso del trabajo y la buena voluntad, hasta convertirse en una Institución sólida y floreciente, donde se desarrollan
programas culturales, comunitarios y educativos para beneficio del medio; donde, por ejemplo, más de mil doscientos
alumnos aprenden cada año la lengua inglesa y a conocer la cultura de los Estados Unidos.

       Esta hoy pujante organización no solamente es por lejos -pese a no ser ésta su premisa fundacional- la más importante
institución santiagueña dedicada a la enseñanza del idioma Inglés sino que, cumpliendo fielmente con sus objetivos y para
legítimo orgullo de los santiagueños, ocupa un lugar de privilegio en la Comunidad de la que forma parte y entre los Centros
Binacionales del país, por la permanente y generosa labor en los ámbitos cultural y comunitario.